Presupuesto de Reformas

ADHESIVOS DE 2 COMPONENTES

Adhesivos de 2 componentes

Nos referimos al adhesivo de dos componentes (una resina y un catalizador o endurecedor) a base de epoxis.

Las resinas epóxidas de dos componentes (ARALDIT) exigen solamente una atención: cuidar una perfecta homogeneidad en la mezcla de los dos componentes según la dosificación prevista por el fabricante. Una ligera desproporción entre resina y catalizador solamente puede dar lugar¬ a un endurecimiento más rápido (abuso del catalizador) o más lento (abuso de resina). El tiempo de endurecimiento viene también determinado por una temperatura media (de 14 a 18 grados), por debajo de la cual es preciso dar un mayor margen de tiempo de seguridad e inversamente.
Por oposición a las colas de contacto, las resinas epóxidas requieren una retención o apretado de las partes que se pretende encolar, tanto si se trata de materiales duros, como de materiales porosos. Los materiales duros, piedras, cristales, metales, pero también la porcelana, el barro cocido, etcétera, han hallado un adhesivo ideal con la resina epóxida.

En las resinas epóxidas es importante —no sólo por el precio que tienen sino por su misma importancia— reducir al máximo la capa de adhesivo sobre una y otra cara que se trata de reunir. Apretar, tal como se ha dicho, las piezas entre sí. Trabajar en un ambiente medio de unos 15 grados. Eliminar inmediatamente los rezumados, que se dan posteriormente a dicho apretado, recurriendo al alcohol si no se desprenden fácilmente.

"Utiliza adhesivos de 2 componentes"

Un ligero aumento de calor del ambiente facilita la polimerización o endurecimiento del adhesivo. Se aplican con pincel o espátula (los cuales hay que limpiar inmediatamente con agua clara). Exigen un apretado de las piezas que se ensamblan, por lo menos de 24 horas.
Es preferible utilizar colas blancas espesas para los materiales porosos, maderas blandas. Existen algunas maderas muy grasas (como la teca, el olivo, el palisandro, etcétera) que requieren un previo lavado con un desengrasarte enérgico (tricloroetileno, acetona) antes de dar la cola.
Existen colas vinílicas rápidas, que precisan solamente de un apretado de media hasta una hora, para lograr una adhesión correcta.