Presupuesto de Reformas

MASILLAS PARA SOLDADURAS

Masillas para soldaduras para reformas

Generalmente se trata de resinas de dos componentes (resina + catalizador). Resinas que suelen estar entre las epóxidas y los poliésteres. Ya dijimos que las epóxidas admitían cargas inertes para reducir su pureza. En caso de las resinas poliésteres, a las que ahora nos referimos, acostumbran a ser presentadas al público consumidor en forma de otra resina de otro componente en que la carga inerte (polvo de madera o de metal u otra carga mineral) se halla íntimamente mezclada con el catalizador. Los productos que suelen encontrarse en el mercado están preparados generalmente para ser mezclados a partes iguales. Tanto de resina e igual parte de catalizador-carga. No es preciso medir exactamente con la balanza. Si ponemos un poquito más de resina que de polvo, la masa tardará algo más en endurecer. Si lo hacemos al revés, la masilla endurecerá más rápidamente, pero habremos perdido en coherencia de la masa. Esta será más porosa. Tanto la masilla de madera como la de metal tienen aplicaciones inmediatas y prácticas para reformas en Madrid. Las primeras servirán para colmar agujeros, defectos en la madera. Para rellenar el alojamiento de un tirafondos que debido a un efecto de limado ya no se afirma a su base (caso de atornillados de bisagras en armarios, canteranos, etc.).

"Aplicaciones inmediatas y prácticas para el bricolador"

Aparte del ejemplo dado anteriormente para suplir pérdidas de madera en chapado (que se quiere volver a chapear o pintar), podremos igualmente rellenar las fisuras en parquets, entarimados, fendas de plafones, tableros, tablas, etc. La masilla sintética como polvo de metal nos servirá básicamente para realizar soldaduras en frío de tuberías, cañerías o conductos metálicos, por una parte, y para obtener piezas por moldeo. Dejando aparte esta aplicación sobre la que creemos que merece la pena extendernos en otra ocasión, solamente el empleo de la masilla metálica de poliéster para ventilar rápida y eficazmente una pérdida o escape en una tubería de plomo, de cobre, de acero, etc., consideramos que ya se ha ganado su aplicación.