Presupuesto de Reformas

COLAS DE CONTACTO

Cola de contacto para reformas

Están compuestas de un caucho sintético (el neopreno) disuelto en diluyentes especiales. Estas colas se suelen dar en una y otra cara de las superficies que se trata de adherir, y debido a la volatilidad del disolvente, éste se evapora en pocos segundos, dando lugar a una película que ya no se adhiere al tacto. Es en estos momentos —y no cuando el adhesivo aún es viscoso y se adhiere a la piel— cuando tiene su máxima actividad de adherencia. Bastará pues poner en contacto las dos superficies para lograr una perfecta adhesión entre ambas. Unos cuantos golpes sordos, con un material blando percutido por un martillo u objeto contundente, logrará por impacto consolidar esta adhesión en toda la superficie o en aquellos puntos en que pueda haber quedado despegado. Con esta simple manipulación y sin precisar apretado o
presión posterior se logran adhesiones perfectísimas entre muchas clases de materiales de naturaleza muy diversa
El gran rendimiento de las colas de contacto estriba en la adhesión de grandes superficies entre sí, sin que por ello queden excluidas las uniones de tiras o filetes con grandes superficies. En las grandes superficies las colas de impacto por su acción adhesiva y por su efecto actúan doblemente de ventosa entre las dos partes que entran en contacto. son especialmente indicadas para la adhesión de estratificados con tableros aglomerados, alistonados o contraplacados, con soportes de corcho y tableros de partículas. También otros tipos de plástico en presentación continua sobre madera o sobre metal (plancha de hierro o aluminio).

"Adhesión de grandes superficies"

El principal problema de las colas de contacto es el saber actuar oportunamente en el momento de aproximar las dos superficies que se trata de adherir. Deben presentarse con cuidado (si conviene hay que recurrir a otra persona para que nos ayude) y una vez convencidos de que están las superficies convenientemente encaradas dejarlas caer poco a poco, una sobre la otra. Si obramos con precipitación, es muy probable que ya no podamos rectificar la posición, después de la puesta en contacto.
De las colas de contacto existen diversas versiones comerciales, algunas de las cuales han sido especialmente concebidas para una aplicación concreta: fijación de moquetas, de estratificados, de PVC..., pero esencialmente todas ellas se fundan en un mismo principio de adherencia. Lomás importante es dejar secar la cola una vez aplicada durante unos 10 a 15 minutos.