Presupuesto de Reformas

COLA DE CARPINTERO

Aislamiento de cables

Para el bricolador que se inicia en los trabajos de electricidad existen ahora unos alicates especiales de desnudar conductores eléctricos que tienen unas muescas de diferentes calibres y gracias a las cuales se puede cortar el envolvente aislante sin dañar el conductor metálico. Además de empalmar directamente entre sí los terminales de un conductor, también se puede recurrir a los dados o regletas, en cuyo caso la conexión se realiza mediante atornillado.

Tal como se insistía al tratar de los empalmes entre conductores, lo importante de una conexión es que se produzca un total y efectivo contacto de una parte importante del conductor con el elemento que lo recibe.

Dos son las formas más corrientes de conexión: el embornado y el alojamiento del cable. El primero suele realizarse mediante una gaza del cable desnudado apretada por un tornillo contra una base que presenta una superficie o corona circular tan ancha como el calibre del conductor que recibe. Los embornados suelen complementarse con arandelas, tanto para presentar también una mayor superficie de contacto como para evitar que, al enroscar el tornillo de apretado, no se haga girar la gaza o envuelta. Este papel de las arandelas es, pues, muy importante y merece la pena prestar atención a su uso.

"Descubre como aislar cables"

El conexionado por alojamiento se realiza introduciendo el terminal descabezado del cable en un agujero dela pieza metálica del accesorio: su retención se realiza mediante un tornillo atravesado que aprieta y retiene el cable. Al realizar este apretado hay que procurar (cuando el Conductor que utilicemos sea un cable) no dañar o cortar los hilillos que componen dicho cable.

Para los aparatos y accesorios habituales, estos dos sistemas suelen ser suficientes para establecer una buena conexión. En cambio, para algunos otros aparatos electrónicos más delicados y de precisión, es necesario proceder a una soldadura con estaño.