Presupuesto de Reformas

EMPALME DE CABLES

Empalme de cables

A la hora de realizar cualquier tipo de obra, en Reformas Madrid siempre utilizamos materiales de la máxima calidad, y homologados. De esa manera evitamos sorpresas y futuros problemas. Este punto es especialmente importante cuando se trata de una reforma de electricidad, o una reforma de fontanería.

En electricidad, es muy importante la elección del cableado. Los cables eléctricos están formados por una malla de hilos, normalmente de cobre. Esa malla está recubierta por un aislamiento de plástico. Antiguamente se utilizaba otro tipo de aislamiento (caucho o algodón). Con el tiempo se han sustituido por PVC, más barato y resistente. Aún se utilizan algodones para algunas zonas determinadas, como lámparas en las que se quiere determinada estética.

Es importante para la elección del cable el grosor de los hilos conductores. El grosor de los hilos y cables varía en función de la carga que tiene que soportar. Para las instalaciones fijas se usa un solo cable grueso de cobre, que lleva la electricidad desde la caja de entrada principal a las distintas ramificaciones.

En el caso de los cables que parten desde un punto de luz, (por ejemplo, enchufe o interruptor) a un aparato, el tamaño del cable (o sección), vendrá determinada por la potencia que se requiera para dicho aparato.

Además, para identificar las distintas polaridades que pueden existir se usan diferentes colores en los cables, y es muy importante instalarlos correctamente para que no haya cortocircuitos por error.

Es muy importante también el aislamiento de los cables dentro de las paredes, techos o suelos. Los cables deben ir alojados en tubos comunes empotrados, y nunca instalarse directamente en la roza de la pered (como se hacía antiguamente). Estos tubos aíslan ded la humedad, y permiten sustituir o incorporar nuevos cableados si es necesario.

"Estudiar la sección de los cables y maximizar las medidas de protección

El grosor o secciones más comunes en los cables es el siguiente:
- 1,5 mm para circuitos que alimenten puntos de luz fijos.
- 2,5 mm para tomas de corriente (como los enchufes) fijas, para calentadores, estufas, etc.
- 4 mm para circuitos que requieran una gran potencia como una lavadora o un horno.

Cada tramo de una instalación eléctrica se conecta con los otros, mediante empalmes de los hilos o cables. Normalmente se suelen hacer dentro de unas cajas de luces empotradas que permiten identificar los conductores de alimentación procedentes de la caja de entrada de los otros cables que sirven de distribución.
Para realizar la unión de los cables es importante garantizar una buena conducción y aislamiento de la misma. Para instalaciones eléctricas siempre aconsejamos recurrir a una empresa de reformas con larga experiencia y reseñas positivas, ya que la seguridad del hogar está en juego.