Presupuesto de Reformas

EMPALME DE CABLES

Empalme de cables

Los conductores eléctricos consisten en un hilo o cable de un material metálico (generalmente cobre) convenientemente protegidos por un buen metal aislante. Antiguamente se usaba el caucho y un tejido de algodón, pero actualmente es el plástico, y asimismo el caucho natural o sintético, elque se emplea casi exclusivamente, excepto Para algunas utilizaciones con miras decorativas (conexiones de algunas lámparas de pie, de techo, de pared, etc.).

Las secciones de hilos y cables son diferentes, según cual sea la carga que han de resistir. Normalmente, para los tendidos de instalaciones fijas, es el hilo macizo el que sirve para distribuir desde la caja de entrada a las distintas cajas de empalme. Estos hilos suelen tener el envolvente aislante de colores para poder identificar en cada tramo la polaridad. También para instalaciones no alojadas en tubo empotrado, sino meramente recibido en una roza poco profunda de la pared, se utiliza el denominado conductor antihumedad constituido por dos hilos o cables con su correspondiente aislante y envueltos éstos por otro general.

Para las conexiones desde una toma de corriente (punto de luz o de enchufe) se emplea el cable (con más o menos sección) según la potencia del aparato que ha de alimentar.

"Realiza los empalmes de forma correcta"

He aquí las secciones más utilizadas:

- 1,5 mm2 para circuitos que alimenten puntos de luz fijos.
- 2,5 mm2 para tomas de corriente (enchufes) fijas, para calentadores, estufas, etc.
- 4 mm2 para circuitos que tengan que alimentar una lavadora.

Cada tramo de una instalación eléctrica se conecta con los otros o con las distribuciones a las que alimenta, mediante empalmes de los hilos o cables que corresponda. Normalmente se suelen hacer dentro de unos receptáculos idóneos (empotrados o superficiales) y en los cuales se pueden identificar los conductores de alimentación procedentes de la caja de entrada (de sección más recia y actualmente distinguible cada polaridad por colores diferentes del aislamiento) y los otros cables que constituyen la distribución en cada pieza.

Cada terminal (convenientemente despojado de su aislante) se pone en contacto con el otro terminal al que tiene que empalmarse. Este contacto tiene que ser lo más íntimo posible entre las partes metálicas, para cuyo fin se retuercen entre sí.